Os traemos una nueva entrada para que puedas crear tu propio espacio verde con Reciclado y Huerto Urbano. Esta semana proponemos una idea basada en el reciclaje en su faceta más decorativa y útil. Un mini huerto urbano de lechugas que no desentonaría nada como centro de mesa en tu terraza. Y si no tienes terraza no te preocupes, puedes poner tu mi huerto en la cocina o en el alfeizar de la ventana.

¿Estás listo? Pues empezamos!

¡Es Temporada de Fresas!

Es temporada de fresas, que además de que ser un fruto riquísimo, suelen venir en unas cajitas de madera que son muy útiles para el reciclaje y los proyectos de mini deco. Esta semana hemos decidido aprovecharlas como recipiente para un mini huerto urbano de lechugas. Aqui tenéis un avance del final.

Espacio verde: De Caja de Fresas a Mini Huerto

Espacio verde: De Caja de Fresas a Mini Huerto

Para este proyecto necesitaremos:

  • Una caja de madera (De fresas). Recuerda que las plantas tienes que tener espacio suficiente para crecer y bastante tierra de la que alimentarse, así que si tu caja contenía un kilo de fresas no plantes más de un esqueje de lechuga, si plantas más no crecerán. Claro que si eres un fan de las fresas y compras cajas de 2 o 3 kilos puedes plantar más de un esqueje siempre y cuando estén separadas entre sí por unos 20 o 25 cm para que crezcan correctamente. Otra opción es tener varías cajas de fresas con un esqueje cada una, de esta manera puedes disponer de variedad: lechugas, rúcula, escarola, etc.
  • Abono
  • Una pala
  • Piedras blancas y ramas secas para decorar
  • Una tira de encaje

No olvides que estas son nuestras sugerencias, pero tu mente es libre. Puedes usar cualquier otra decoración  para la caja, como por ejemplo pintura en spray, plantillas o lo que tu prefieras.

Si ya tienes los materiales, los siguientes pasos son coser y cantar.

Reciclado Caja de Fresas

Usa un plástico impermeable para rellenar el fondo de la caja, así la tierra no se escurrirá. Nosotros hemos usado papel transparente de cocina. No olvides hacerle unas cuantas perforaciones para que la tierra traspire y el agua con el que lo regarás no se estanque.

Rellena con abono un poco más de la mitad de la caja, ahueca la tierra del centro y trasplanta tu esqueje con cuidado ¡No queremos dañar las raíces! Asienta el esqueje con las manos aplanando el abono de alrededor y rellena el cajón hasta las ¾ partes de su capacidad total. Riega con abundante agua para que tu huerto se asiente correctamente.

Preparacion reciclado caja

En este paso te vamos a dar una excusa para que vayas a dar un paseo y respirar aire fresco. Recoge piedras blancas o de otros colores que te gusten y úsalas para hacer de tu huerto una pieza de diseño y decoración. Recuerda limpiar los elementos que pongas en la tierra, ya sean piedras o cualquier otro, porque la tierra absorbe todos los elementos que la rodean. Por ejemplo si has recogido piedras en la playa, la sal de las piedras podría salinizar la tierra y entorpecer el crecimiento de los esquejes.

¡Vamos a decorar la caja! En este caso nosotros nos hemos decantado por dejar la marquetería sin tratar, porque nos gustaba el aspecto rústico como concepto para un huerto. Así que le hemos añadido un solo elemento: Encaje. Puedes encontrar rollos de encaje en cualquier mercería o grandes almacenes a un precio muy económico. Te recomendamos que cuando compres estos tipos de elementos sean adhesivos porque es bastante difícil adherir tela a la madera.

Reciclado Caja de Fresas en Huerto

Esta es solo una posibilidad Paissano, pero tú puedes dejarte llevar por la imaginación y la creatividad y hacer tu propio diseño. Puedes usar pintura al agua para lacarla en blanco, cintas de cuadros rojos y blancos para darle ese diseño tan de moda en la cocinas o incluso pintar la caja con “efecto pizarra” y luego escribir con tiza el nombre de cada planta si te decides a hacer un mini huerto de especias aromáticas.

En cualquier caso  y como puedes ver, el diseño, el paisajismo y la jardinería no están reñidos con el espacio del que dispongas, sino con las ganas de desarrollar elementos vivos que formen parte del interiorismo de tu casa.