Hace un par de años, fui invitado por la escuela de arte de Almería a la semana del diseño donde pude dar una conferencia a los estudiantes de interiorismo sobre cómo llevar el diseño interior al exterior.

En dicha exposición, comentábamos como era posible a través de las herramientas que los estudiantes de interiorismo conocían tener recursos para realizar pequeños diseños de jardines y terrazas en sus futuros proyectos de arquitectura e interiorismo.

Dicha exposición en la escuela de artes de Almería iba acompañada de un taller semanal donde los alumnos diseñaban un pequeño jardín en los soportales de la misma escuela y, posteriormente, diseñaban pequeñas maquetas conceptuales para poder explicar el jardín a sus compañeros y al profesorado.

Aunque de aquella exposición ha pasado bastante tiempo, el resultado de los trabajos de los estudiantes de la escuela de artes de Almería fue espectacular y hoy me he propuesto compartirlo con vosotros para que podáis disfrutar de estos jardines en maqueta en miniatura diseñados y construidos por los futuros artistas almerienses.

 

 


 

Propuestas de los jardines diseñados en maqueta

 

La propuesta realizada por los alumnos de la escuela de artes de Almería, pasaba por un diseño de jardín estilizado donde a través de diferentes elevaciones realizadas con cartón pluma, generaban una tipografía imaginaria donde los desniveles empezaban a generar el inicio de la maqueta.

Para simular la vegetación, se trabajó con elementos que representaban el porte de las especies principales como podían ser elementos alargados, elementos con masa, elementos finos alámbricos… Al no tener conocimiento de las especies, no era necesario pararse a explicar si se trataba de un lavanda o una clivia, lo único importante era generar composiciones atractivas que, posteriormente y tras la supervisión de un paisajista cualificado, pudiera transformarse en un jardín consistente y real.

Para la realización del material vegetal se uso el siguiente material:

 

  • Terciopelo verde para imitar las superficies cespitosas o de cubresuelos tapizantes.
  • Estropajo verde para generar pequeñas líneas de seto de baja altura.
  • Gominolas curvas azucaradas en tonalidades verdes para imitar vegetación topiaria de altura media.
  • Regaliz rojo para realizar pequeñas masas de color como, por ejemplo, la Dodonea viscosa.
  • Alfileres para imitar un arbolado caduca que solo deja ver la estructura del tronco y no la vegetación.
  • Pequeñas hebras de hilo basto para dar cromatismos amarillentos e imitar la vegetación mediterránea.
  • Grandes bloque de esponja absorbente verde cuadrada para sustituir a los grandes hitos topiarios que puedan aparecer en el jardín.

 

Como todo esto puede resultar complicado de entender explicado únicamente con palabra os dejo una serie de imágenes de los trabajos realizados por los alumnos de la escuela de artes de Almería en el taller de paisajismo impartido por los profesionales de Paissano.

 

 

 

 

 

 

Como sabéis, a nuestros clientes les gusta nuestro modelo de trabajo de representación gráfica hiperrealista donde se aprecia al detalle la definición final del jardín. Pero estos alumnos nos demuestran cómo, en muchas ocasiones, es mejor dejar volar la imaginación y sumergirnos en un mundo de maquetas y jardines muy insinuados donde ninguna línea queda definida y lo único importante es la composición general.

 

Y tú…¿Qué tipo de representación de jardín prefieres? ¿Los de maqueta o los hiperrealistas?

 

Un saludo paissanos, y a disfrutar del paisaje.