fbpx

Si eres un enamorado del paisajismo, puedes implementarlo en tu vivienda o edificio a través de la arquitectura bioclimática y sus consecuencias directas sobre los espacios interiores y sobre el medio ambiente en general. La contaminación atmosférica, principalmente de dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero se debe al consumo excesivo de energía. Este consumo es producido en alto porcentaje (casi 40%) por el sector de la construcción.

La arquitectura bioclimática utiliza sistemas y tecnologías energéticamente eficientes que reducen el consumo de energía con métodos simples y un sistema de construcción apropiado como los sistemas solares pasivos. Muchos de estos elementos, están inspirado en la naturaleza y en el paisajismo más que en la tecnología.

 

Ejemplo de esquema de arquitectura bioclimática donde la naturaleza climatiza la casa.

 

¿Qué es la arquitectura bioclimática y qué incluye el diseño bioclimático?

 

La arquitectura bioclimática se refiere al diseño de edificios basados ​​en el clima local, destinados a proporcionar confort térmico y visual, haciendo uso de la energía solar y otras fuentes ambientales. Los elementos básicos del diseño bioclimático son los sistemas solares pasivos que se incorporan a los edificios y que aprovechan las fuentes ambientales como sol, aire, viento, vegetación, agua, suelo, cielo para climatizar e iluminar los edificios.

  • Usa la energía solar para calentar edificios en la temporada de invierno pues actúa como calefacción natural y para la iluminación natural durante todo el año.
  • Utiliza colores y superficies reflectantes para proteger los edificios contra el sol y el calor del verano.
  • También elimina el calor que se acumula utilizando métodos de enfriamiento pasivo como la ventilación natural.

Es muy importante tener en cuenta la forma es que se utiliza en el edificio, ya que cualquier falla de funcionamiento altera totalmente el rendimiento energético que se espera. Las ventanas tienen que abrirse según las necesidades climáticas. Si se utilizan los artefactos eléctricos indiscriminadamente o se utilizan aparatos de aire acondicionado, se estará consumiendo una cantidad excesiva de energía trayendo consecuencias económicas y ambientales.  Para garantizar el funcionamiento óptimo de los edificios con arquitectura bioclimática y para reducir los problemas que se crean a lo largo del tiempo, debe hacerse periódicamente un mantenimiento de las instalaciones y sistemas.

 

La cubierta vegetal es una opción bioclimática muy usada para evitar la radiación solar.

Arquitectura bioclimática en nuestros hogares

 

Si queremos que nuestra casa utilice los principios de la arquitectura bioclimática, en la medida posible, podemos tomar las siguientes acciones:

  • Reparaciones a pequeña escala y de bajo costo, como sellar grietas, agregar sombras interiores móviles, por ejemplo, persianas venecianas, instalar ventiladores de techo, usar plantas para sombra, reemplazar bombillas incandescentes con lámparas de bajo consumo.
  • Usar correctamente las ventanas abriéndolas o cerrándolas a la hora adecuada y tomar medidas que eviten una carga de calor como prender las estufas en el momento más caluroso del día.
  • Usar elementos parasoles que eviten la irradiación directa del soleamiento sobre nuestra vivienda (pergolas, toldos, muros vegetales…)
  • La tendencia son los techos verdes forrados con cubierta vegetal y protegidos con impermeabilizantes para retener el calor. De igual forma, las cubiertas inundables ofrecen una gran opción contra la transmisión de calor al interior de la vivienda.
  • Para ganarle la batalla a climas intensos contamos con opciones. Por ejemplo para el frío se utilizan tablones de madera en el suelo, mientras que para el calor lo más recomendable es el uso de adoquines. Evitando así, el uso de calefacción o aire acondicionado de alto consumo energético.

Si está entre tus planes construir una vivienda en un lugar caluroso ten en cuenta la posición del sol para calentarla e iluminarla y diseñar ventilaciones cruzadas aprovechando las corrientes de aire de la zona. Con un poco de esfuerzo y conocimiento previo puedes sacar el mayor provecho a la arquitectura bioclimática.

 

Una vivienda más ecológica, una vivienda más sostenible.

 

Estos son algunos de los principios básicos que debes tener en cuenta para poder disfrutar de una vivienda o construcción más sostenible y bioclimática. Aún así, el mejor modo de conseguir una buena arquitectura bioclimática es planteandola desde cero con un equipo de profesionales arquitectos que tengan conocimiento de todos los sistemas disponible para el área climática en el que se encuentra la vivienda.

Si estás interesado en construir un diseño bioclimático, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto [AQUÍ] o en nuestro correo info@paissano.com . Veremos tu caso concreto y te ayudaremos sin compromiso hasta ver si tu futura vivienda puede contar con todas las características necesarias para ser una vivienda totalmente bioclimática.

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.