fbpx

Ya hablamos de los jardines verticales en uno de nuestros post anteriores pero, como muchos de vosotros nos preguntasteis por las ventajas que poseen y a pesar de mantener nuestro punto de vista sobre ellos, queremos hablaros de sus ventajas desde un punto de vista más positivo.

Cada vez más los jardines verticales se están convirtiendo en tendencia, dejando libre la inspiración y creatividad. Además, como todo jardín, aportan múltiples beneficios como la mejora de la calidad de vida de las personas, reducción de niveles de estrés y son beneficiosos para el medio ambiente.

Son buenos para decorar cualquier espacio dando un efecto más visual y acogedor. Se pueden implantar en cualquier lugar, tanto en oficinas como en casas particulares, incluso son una buena opción en cocinas para cultivar hierbas culinarias.

 


 

Algunos ejemplos visuales de jardines verticales en interior

 

Los jardines verticales son ideales para espacios de reducido tamaño, gracias a su capacidad de maximizar el espacio sin ocupar zonas útiles. Los jardines verticales no tienen porque ser caros o difíciles de realizar, todo depende del diseño que quieras crear y de su dificultad. Aunque es cierto que la cantidad de agua necesaria puede ser superior a la de un jardín convencional. A continuación os dejamos un enlace con un proyecto realizado por Paissano dónde se realizó un pequeño jardín vertical con planta artificial.

 

 


 

¿Cómo diseñar jardines verticales?

 

  • Diseño y estructura

Debes tener claro el diseño que quieres realizar, los tonos que quieres que tenga tu jardín vertical, si estará situado en exterior o en interior para así poder elegir las plantas que quieres utilizar. La estructura puede ser de madera, metal o incluso algún objeto que ya no uses como marcos, botellas de plástico, tubos desechados, latas… ¡ponle imaginación!

  • Relleno

En el interior se coloca una espuma que servirá de soporte para anclar las plantas. El relleno de alfombra de fieltro mantiene las plantas en su sitio y las láminas de PVC plástico sirven como barrera contra el agua.

  • Sustrato

Aconsejamos colocar una pequeña cantidad de piedras antes de la tierra para impedir que las raíces se mojen en exceso. Existen sistemas prefabricados para jardines verticales, pero puedes optar por sustrato hidropónico, con tierra, mixto… elige el que se adapte mejor a tu jardín y sus necesidades.

  • Plantas y riego

El riego de tu jardín vertical dependerá del tipo de sustrato que has elegido. El sistema de riego por goteo es el indicado si seleccionaste un modelo modular con sustrato de tierra. Las plantas más utilizadas por sus características son las orquídeas, hierbas aromáticas, geranios, cactus, begonias, hiedras, helechos y geranios. Se debe adaptar la elección de las plantas respecto a las condiciones del lugar elegido para ellas, así mismo se debe tener en cuenta el crecimiento de la planta elegida para evitar posibles problemas futuros. Debes asegurarte que reciben la cantidad de luz y agua adecuadas.

 

Jardín vertical realizado en el diseño interior de un local destinado a la hostelería

 

¡Anímate a experimentar sin miedo! Esperamos que con ambas entradas puedas obtener una idea clara sobre los jardines verticales, odiarlos o amarlos ya es decisión tuya.

Si tenéis alguna duda o queréis saber un poco más sobre jardines verticales, dejad un comentario y resolveremos tus dudas.

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.