fbpx

En la falda de una colina ubicada entre las ramblas de Lújar y Rubite, se encuentra el lavadero de Lújar, un lugar mágico de la provincia de Granada, donde 110 habitantes disfrutan de este hermoso pueblo que se mantiene gracias a la agricultura de invernaderos.

El Lavadero de Lújar es uno de los sitios de esta localidad que guarda miles de historias llenas de recuerdos al pasar de los años, ya que, aunque actualmente este sitio no se utiliza para lo que fue inventado originalmente, ahora es un lugar de encuentro para vecinos y turistas.

 

Panorámica del paisajismo logrado en el lavadero de Jújar

 

Paissano reconoce la importancia y belleza del lugar, no solo para los vecinos de Lújar, sino para quienes disfrutarán de estos espacios en el futuro y por eso, con este proyecto, se buscó una unión perfecta entre lo antiguo y lo moderno, que hace de este lugar una experiencia llena de vida y naturaleza.

Aliados con la arquitectura vernácula, la madera balsa y materiales de la zona, hicimos de este lugar un espacio de esparcimiento para familias, parejas y niños, que busca transmitir la belleza de los elementos locales, aunado a la majestuosidad que brinda la vista desde el Lavadero, adornado de jardines con plantas mediterráneas.

 

Este es el interior del lavadero de Lujar, reformado con una gran banca elaborada con madera balsa.

 

El paisaje que se observa en el Lavadero de Lújar es lo más valioso de esta locación, por lo que buscamos explotar este punto para así crear un sitio agradable para el encuentro de la población a cualquier hora del día, ya que sin importar el momento en el que visites este hermoso lugar podrás disfrutar de la perfecta utilización de la luz solar o en la noche, del fantástico trabajo de retroiluminación que transforman esta plaza en un espectáculo lleno de originalidad y sofisticación.

 

Distintos lavaderos comunales

 

La recuperación de este hermoso lugar, comenzó con una reforma del sitio, pero respetando y conservando su estructura y funcionamiento inicial, además, otorgándole un paisajismo digno de admirar, trabajando con la decoración en piedra, jugando con las tonalidades y preservando una atmósfera rústica que aun así permitirá la participación de los elementos modernos y lo clásico.

Esta no solo es una experiencia visual al jugar con las tonalidades que se han escogido con sumo cuidado a la hora de desarrollar esta reforma del Lavadero de Lújar, sino que también se busca llamar la atención de los visitantes con los distintos aromas provenientes de los jardines cercanos al proyecto, demostrando nuevamente nuestro compromiso con el medioambiente y dando vida a este espacio que estaba de alguna forma abandonado por el pasar de la historia y los locales.

 

 

Actualmente este espacio público podrá ser utilizado para la recreación de los niños y adultos de Lújar, disfrutando de los amaneceres o atardeceres sentados en una gran banca elaborada con una base de madera balsa, la cual está ubicada en medio de la plaza, y que está muy en juego visualmente con las tejas arábicas colocadas en el techo del lavadero. Somos paisajistas y somos arquitectos, y si te ha interesado este ejemplo de uno de nuestros últimos trabajos de paisajismo, no dudes en darte una vuelta por nuestro sitio web.

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.